jueves, 17 de septiembre de 2009

caracteristicas de la influenza


La influenza o gripe es una enfermedad ocasionada por uno de los 3 tipos diferentes de virus: el A, B y C, de los que cada uno tiene diferentes grupos de cepas.
Esto ocasiona que cada año el virus que causa las epidemias invernales sea ligeramente diferente, por lo que para prevenir esta enfermedad, las personas de riesgo deben ser inmunizadas cada año, con vacunas "actualizadas", para los tipos de cepas que se van presentando.
La influenza se contagia por contacto directo, por medio de las gotitas de saliva que una persona enferma expulsa al hablar, toser o estornudar, por lo que transmisión es muy fácil.
Cuando hay epidemia, por lo general durante el invierno, la enfermedad se propaga fácilmente, principalmente entre niños de edad preescolar y escolar y entre adultos de edad avanzada.
El problema es que si bien la enfermedad puede durar hasta una semana o más, puede repetirse por otro de los virus que han mutado, de manera que los cuadros gripales se presentan muy seguidos y con complicaciones que van desde infecciones de los oídos, neumonía, bronquitis o hasta desencadenar cuadros asmáticos.
La vacuna se aplica en los niños sanos entre los 6 y los 24 meses de edad y se refuerza al mes siguiente.
Cuando se aplica después de los 3 años, la dosis de la vacuna debe ser un poco mayor y también se aplican dos dosis con un mes de diferencia entre cada una.
A partir de los 9 años, la vacuna se aplica en una sola dosis y se refuerza cada año y la temporada recomendada para aplicarla es entre los meses de septiembre a diciembre en los países del hemisferio norte y en los países del hemisferio sur se debe aplicar a principios de otoño.
La vacuna es muy importante en niños mayores de dos años y adultos que presentan alguna enfermedad crónica como: - Fibrosis quística, asma, displasia bronco pulmonar, bronquitis de repetición y otras pulmonares.-Enfermedad congénita del corazón y otras cardiacas. - Diabetes.- Enfermedades del riñón.- Enfermedades de la sangre como anemia o hemoglobinopatías.- Inmunosupresión, o enfermedades o situaciones que disminuyen las defensas, como son el cáncer, el SIDA y otras.
También es recomendada para:- Niños y jóvenes menores de 18 años, que reciben terapia con aspirina por largo plazo por padecer alguna como artritis reumatoide, por el riesgo de poder contraer el Síndrome de Reye.- Personas que vivan con individuos de alto riesgo, como son los padres de niños con asma.- Personas mayores, sobre todo si viven en algún centro geriátrico para adultos mayores.- Niños que asisten a guarderías, estancias infantiles o que están en algún internado. - Niños y adultos que presentan infecciones repetidas de los oídos y garganta, por complicación de las gripes.- Personal de salud y escolar.Actualmente se está recomendando que todo adulto sano mayor de 50 años reciba la vacuna cada año.
Los efectos secundarios a la vacuna son leves y de poca importancia en la mayoría de las personas. Entre ellos están: Dolor, inflamación y enrojecimiento en la zona de aplicación de la inyección y fiebre moderada que puede ser controlada con paracetamol.
Es importante saber que la vacuna no provoca influenza o gripe, las reacciones secundarias no son cuadros de esta enfermedad y en caso de padecer un cuadro gripal es porque la vacuna empieza a tener efecto a los 15 días de su aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada